BIENVENIDOS AL AULA DE CIENCIAS SOCIALES, PARA COMPARTIR NUESTRAS EXPERIENCIAS EDUCATIVAS.

domingo, 26 de julio de 2009

Nuestra Independencia Nacional.

En nuestra patria, este año conmemoramos el 188º Aniversario de la Independencia Nacional, recordando que el 28 de Julio de 1821 se dio la Proclamación de la Independencia y el 6 Agosto y 9 de Diciembre de 1824, la Consolidación de nuestra Independencia, con las Batallas de Junín y Ayacucho, teniendo como héroes que contribuyeron a esta gesta histórica al General José de San Martín Matorras y Simón Bolívar Palacios.

Afirmo que los llamados libertadores contribuyeron a consolidar esta gesta histórica, ya iniciada por nosotros los peruanos desde las primeras décadas de la época de la Conquista hasta la República, pero esta gesta independentista adquiere connotación y cualificación expresada en diversas formas de lucha que el pueblo realiza hasta la actualidad. Por esta razón recordamos también con mucho orgullo la acción epónima de nuestros héroes y heroínas que lucharon por nuestra independencia nacional, junto a las guerrillas y montoneras, y al pueblo en su conjunto. Cito algunos de ellos y ellas:

Juan Santos Atahualpa.
El 2 de Junio de 1742 estalló la más grande rebelión de nativos amazónicos de la etapa colonial. Su líder fue Juan Santos Atahualpa, un mestizo descendiente de la nobleza incaica, educado por los jesuitas. Al regresar de un viaje a Europa y Africa, Juan Santos proyectó la independencia del Perú, soñando con expulsar a los españoles y restaurar el Tahuantinsuyo, pero integrando a los negros y mestizos. Creyó conveniente iniciar el levantamiento en la región del Gran Pajonal (selva central) donde los nativos ashaninkas y conibos que estaban hartos de la opresión española, la que se iniciaba con los misioneros franciscanos y se extendía con la llegada de autoridades y militares desde Lima.

Túpac Amaru II (José Gabriel Condorcanqui Noguera ).
En 1780 Túpac Amaru II lideró una insurrección popular en el valle de Tinta, la que, en seguida se propagó por toda la sierra. Esta rebelión anticolonial buscaba la creación de una audiencia en el Cuzco, eliminar la mita, los repartos, la alcabala, aduanas internas, que afectaban a sectores comerciantes. La rebelión estalló el 4 de noviembre con la captura del corregidor de Tinta, Antonio de Arriaga, quien fue ejecutado en la Plaza de Tungasuca el 10 de noviembre. Seguidamente se proclamó el fin de las mitas, los repartos, las alcabalas y las aduanas, y los abusos de los corregidores, el 16 de noviembre de 1780 se decretó la abolición de la esclavitud.El 18 de noviembre se logró derrotar en la batalla de Sangarará a mil doscientos soldados españoles, esta primera victoria fue de gran importancia para la revolución peruana y americana porque sembró descontento y pánico en las autoridades y en las altas clases sociales; paralelamente, incentivó el espíritu combativo de las masas populares.

Micaela Bastidas Puyucahua.
La lideresa de las huestes tupacamaristas compartió con su marido, desde un inicio, los ideales de libertad, y aun discutió los planes estratégicos de la rebelión. Incluso parece haber sido más enérgica que el propio Túpac Amaru en cuanto a la disciplina de las tropas y la decisión de tomar el Cusco. Se sabe que su habilidad logística fue decisiva para obtener la victoria de Sangarará el 18 de Noviembre de 1780. Sin embargo, la comprensión y el cariño entre ellos fue evidente, como se desprende del trato que Condorcanqui daba constantemente a Micaela, hasta en su correspondencia, llamándola con los diminutivos de "Mica" y "Micaco". Fue prócer y mártir de la independencia peruana, quien a pocos momentos antes de ejecutarse su sentencia, enunciaría su clara posición política y su conciencia independentista declarando: "Por la libertad de mi pueblo he renunciado a todo. No veré florecer a mis hijos..."

Tomasa Tito Condemayta.
Una de las virtudes de esta mujer era el amor por los demás, y fue solidaria con los oprimidos tanto así que los caciques, gobernadores se dirigían a ella solicitándole consejo para resolver diversos problemas, siendo atendidos por ella. Junto a Micaela Bastidas, destacó otra mujer heroína, Tomasa Tito Condemaita «La Cacica de Acos». Esta mujer fue una de las que nunca se alejo de Micaela y de Túpac, ya que ella era la que reclutaba a los indios y despachó contingente tras contingente al cuartel de Tungasuca. Cuando el gran caudillo Túpac decidió por fin tomar el Cuzco, junto a él marcharon Micaela, Tomasa Tito y otra celebre mujer Cecilia Escalera Túpac Amaru. Tomasa Tito era de gran solvencia económica.

Mariano Lorenzo Melgar Valdivieso.
En 1814, la revolución de Mateo Pumacahua tomó lugar en el Cusco, lo cual enfureció la aparente tranquilidad del virreinato español en el Perú e incitaron a Melgar para unirse a la causa independentista. Tras ganar el Combate de Apacheta en Arequipa, el ejército marchó hacia Puno en la batalla de Umachiri. Luego de la derrota de las tropas independentistas estos fueron hechos prisioneros, incluyendo al joven Melgar. El general español Ramírez, después de mantener cautivo a Melgar por un tiempo, ordenó a sus oficiales fusilarlo. Melgar murió en la mañana del 12 de Marzo de 1815, poco antes de cumplir la edad de veinticinco años.
En mensaje antes de su muerte, Melgar escribió a los oficiales españoles: "¡Cubran sus ojos, ya que ustedes son quienes necesitarán misericordia porque América será libre en menos de diez años!"

María Andrea Parado de Bellido.
La heroína patriota, desde 1820 colaboró con las fuerzas patriotas. Como ella no sabía escribir, le dictaba a un amigo de confianza llamado Madrid las cartas que remitía a su marido con la finalidad de informarles, a su esposo e hijo, de los movimientos del enemigo y para advertirle al patriota Quiroz sobre los planes del ejército español. Así, por ejemplo, los patriotas pudieron abandonar el pueblo de Quilcamachay, el 29 de Marzo de 1822; al día siguiente el pueblo fue ocupado por los realistas, y allí se encontró una de esas misivas. Apresada la patriota el 30 de Marzo, fue conminada a delatar a sus colaboradores. Pero ella se mantuvo en heroico silencio. Finalmente, el general realista Carratalá la mandó fusilar en Abril de 1822. María de Bellido prefirió marchar al patíbulo antes que traicionar el secreto de los insurgentes. Después de haber sido paseada por las cuatro esquinas de la plaza pública donde debía llevarse a cabo su ejecución y leída en voz alta la sentencia que la condenaba a muerte, la noble mujer dijo, dirigiéndose altivamente a sus verdugos: "No estoy aquí para informar a ustedes, sino para sacrificarme por la causa de la libertad".

José Silverio Olaya Balandra.
En 1823, José Olaya se presentó a servir de mensajero entre las fuerzas patriotas de la escuadra libertadora (que bloqueaba la costa del Callao y de Lima), del Callao a Chorrillos, que con frecuencia eran recorridos a nado. Esta delicada misión fue cumplida por Olaya, por algún tiempo, llevando y entregando mensajes de vital importancia, referentes al estado de las fuerzas ocupantes y los pertrechos que disponían. Fue descubierto, apresado y sometido a tormento y condenado a muerte; a pesar de las torturas, nunca reveló su misión. Se le sentencia a muerte por fusilamiento y se lo comunican, ante lo cual responde: "si tuviera mil vidas, gustoso las perdería antes de denunciar a los patriotas o traicionar a mi patria".

Pedro Pablo Atusparia y Pedro Cochachin.
Pedro Pablo Atusparia y Uchcu Pedro la rebelión campesina de Ancash en 1885. El 2 de marzo de 1885, ocho mil indígenas descendían de las alturas hacia la ciudad de Huaraz, armados de machetes, huaracas, rejones y algunos fusiles, logrando reducir a la gendarmería y haciendo que huyeran los tiranos, pero no sin antes haber demostrado sus fuerzas en la toma del legendario Castillo de Pumacayán, el día anterior. Después de dos días, Atusparia y los ocho mil comuneros controlaban la ciudad. El 16 de marzo, Pedro Cochachin, conocido como Uchcu Pedro, carhuacino y lugarteniente de Atusparia, invadía Carhuaz e instalaba su cuartel general en Mancos. En otro flanco, José Orobio intentaba ingresar a Yungay sin éxito inmediato. El dominio de ese sector del Callejón de Huaylas contó con las simpatías de otros grupos, incluso desde Ayacucho, Junín, Huánuco y Cajamarca, enviaron delegados a apoyar el movimiento insurreccional. De ese modo la actitud de Atusparia y sus huestes conmovían los cimientos de la República Peruana.

En Lima, Miguel Iglesias, gobernante de facto, proclive a los intereses chileno-británicos, ordenó acabar con Atusparia y el 4 de mayo Huaraz era ocupada; pero, el 11, Uchcu Pedro y cincuenta mil indios intentan recuperarla. Sigue una secuela de represión, fusilamientos, torturas, violaciones, en la que los milicianos chinos y zambos tienen participación. El 13 de mayo, un destacamento del ejército desembarca en Casma, y avanzando por ese valle se enfrenta contra las fuerzas de Uchcu Pedro, en Chacchán, siendo repelidos con mucha efectividad, Uchcu Pedro continúa hasta ser fusilado el 29 de Setiembre de 1885.

Existen también otros héroes y heroínas anónimos que desempeñaron un rol importante en la gesta independentista a favor de nuestro pueblo, a quienes agradecemos y valoramos su acciones realizadas; asimismo es importante señalar que, las acciones libertarias iniciadas por nuestros compatriotas desde los primeras décadas de la época de la conquista hasta la actualidad tuvieron siempre como objetivo el respeto a los derechos humanos, entre éstos el derecho a la libertad como individuos y como pueblos. Este objetivo, pues se mantiene latente en nuestros días porque aún no somos libres y debemos seguir luchando contra la tiranía de un gobierno neoliberal que obedece premeditadamente los mandatos del capital transnacional, de un sistema capitalista injusto e inhumano y de un modelo económico como el Neoliberalismo que no respeta el derecho a la vida, a la libertad de los pueblos ni el derecho a la identidad cultural de los mismos.

Seríamos libres si nuestra Educación sería democrática y de calidad, si nuestra economía fuera autosostenida, si el Estado tuviera una clase dirigente y no gobernante apátrida, si se respetara el derecho a un medio ambiente sano, en suma si se respetara el derecho a la vida. Claro está que hay que cumplir con recordar las fechas cívicas de nuestro calendario; pero a la vez hay que reflexionar sobre el rol que nos toca desempeñar en nuestra patria para ser libres hoy y siempre.

¡ Feliz aniversario patrio ¡ ¡ Viva el Perú ¡

Profesor Luis Miguel Espino Delgado
Secretario General - SUTE BASE “ Santa Teresita”
Ex – Secretario Regional – SUTE Cajamarca.